fbpx
C-DIM By Deko Loft - Alta Tecnología en Limpieza

Cómo reconocer una alfombra hecha a mano

Se dice que solo un verdadero experto puede reconocer una alfombra hecha a mano. Pero lo cierto, es que si prestas mucha atención a los siguientes conceptos, podrás descubrir de manera muy sencilla si una alfombra está hecha a mano, de manera artesanal, lo que supone que su calidad es superior.  ¡Empecemos!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Pasos para reconocer una alfombra hecha a mano

Para reconocer una alfombra hecha a mano, lo primero en lo que hay que fijarse es si está anudada a mano de la manera tradicional. Cada alfombra oriental auténtica es única y es muy posible encontrar imperfecciones que aportan personalidad y diferencias entre unas y otras. Para saber si ha sido anudada a mano o a máquina, es necesario tener en cuenta los 3 puntos siguientes:

  • Franjas cosidas: Las alfombras anudadas a máquina tienen franjas cosidas. Para comprobarlo, dale la vuelta a la alfombra y por la parte de atrás localiza los nudos en el borde de las franjas. Tira de una franja y comprueba si los nudos están en la misma línea con esta franja. Si se mueve, significa que las franjas no son cosidas.
  • Sin imperfecciones: las alfombras hechas con máquina no tienen esas imperfecciones . Para comprobarlo, puedes o bien darle la vuelta a la alfombra u buscar un patrón, compara las filas y encuentra las diferencias. Si hay diferencias sutiles entre los dibujos y los nudos tienen tamaños distintos, ¡enhorabuena esa alfombra que estás observando está fabricada a mano!
  • Mismo tamaño: Las alfombras que se hacen a máquina son todas idénticas, es decir, tienen siempre el mismo tamaño, diseño… Sin embargo, si se hacen a mano presentan variaciones por lo evidente. Coge una cinta métrica y mide. 

Aunque te puedan parecer pasos laboriosos, es una forma de determinar si una alfombra ha sido hecho a mano. Y es que, teniendo en cuenta lo que cuestan, es importante que te asegures, para que no te den gato por liebre.

Otro de los indicadores que determinan que una alfombra ha sido hecha a mano, tiene que ver con su origen. Los países con tradición de anudar alfombras garantizan un estándar. Sin embargo, hay alfombras auténticas y copias. En Alfombras Hamid, todos nuestros productos tienen certificado de origen, lo que garantiza su autenticidad. 

¿De qué países suelen provenir las alfombras auténticas y las copias?

En el caso de las alfombras auténticas, hechas a mano, éstas suelen provenir de países como Irán/Persia, Afganistán, Turquía o Rusia. En cuanto a las copias, provienen de otros países como India, Pakistán, China o países del norte de África. Por eso debes tenerlo en consideración tanto cuando viajes y quieras comprar una alfombra como a la hora de elegirla en una tienda ¡Busca siempre la etiqueta donde se especifica el lugar de origen de tu alfombra!

Consejos para identificar si una alfombra persa es auténtica

Las alfombras persas hechas a mano siempre han sido muy populares para decorar todo tipo de salones y otras estancias de la casa a las que quieras aportar un toque exclusivo. Puede que sean un poco más caras, pero son tan maravillosas y de una calidad tan extraordinaria, que merece la pena la inversión. ¡Son alfombras para toda la vida! Claro que, no son todas iguales, puesto que hay cualidades que distinguen las alfombras hechas a mano de las hechas en una fábrica:

  • El dibujo: Compara el dibujo de la alfombra con las muestras de las alfombras persas o bien compara con Internet o con libros, para determinar de donde proviene su origen y su edad. 
  • El patrón: El patrón también es uno de los factores a tener en cuenta, porque si el patrón es irregular y ves nudos, significa que ha sido fabricada a mano. Si es muy igual es posible que provenga de una máquina. Mira bien en busca de imperfecciones. ¡En los defectos está el encanto!
  • Los colores: Si los colores son apagados, quiere decir que el tejedor tiñó el material con tintes vegetales naturales; lo que indicaría que la alfombra está hecha a mano y no se han utilizado productos químicos o de dudosa procedencia. Las fábricas suelen optar por materiales sintéticos más vistosos, dando como resultado un aspecto más brillante o el uso de colores como naranja, azul o violeta, entre otros. 
  • Los nudos: Si la alfombra ha sido hecha a mano, el número de nudos por centímetro determina el valor de la alfombra. ¡Piensa en las horas de trabajo que ha costado hacerla! Por lo que, cuanto mayor sea dicho número, más cara será la alfombra.
  • La firma: Este dato es muy importante, dado que deberías encontrar en uno de los bordes de la alfombra la firma escrita en árabe. Esto identifica a la alfombra como una pieza única y auténtica y por supuesto, fabricada de manera artesanal.

Siguiendo todos estos tips aprenderás a distinguir las alfombras hechas a mano de las que han sido fabricadas por máquinas como todo un profesional. Ten en cuenta que el valor no es el mismo, por lo que antes de comprarlas, te recomendamos que las mires bien y busques todos estos “detalles” que marcan la diferencia.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

SOMOS LOS EXPERTOS EN LIMPIEZA A NIVEL NACIONAL, DEJAMOS SUS CORTINAS, PERSIANAS Y TAPETES, COMO NUEVOS.

¿Interesado en
nuestros servicios?

¡Chatea con nosotros!